¡Rápido, quítenle el micro!