Al final no estaba tan mal